No estás solo


Por Janet Doman

Sí, sé que a veces se siente como si así fuera, pero no es así. Hay de hecho miles de madres y padres que creen que sus hijos tienen un potencial tremendo que está esperando para ser usado.

Hacen a un lado una casa grande, el segundo carro y las vacaciones lujosas para quedarse con sus hijos en casa. Creen que ser madre o padre es una recompensa no un castigo incluso aunque actualmente, en esta economía, ser una madre o padre a tiempo completo es muy difícil. Salen al trabajo lo más tarde posible y regresan a casa lo más temprano posible para estar con sus hijos. Ellos creen, no, ellos saben que sus hijos están en el mejor lugar que pueden estar cuando están con ellos en casa.

Creen que sus hijos comprenden más, mucho más de lo que los educadores al evaluarlos creen que comprenden. Creen que sus hijos pueden aprender, pueden hablar y pueden caminar si los pequeños tienen la oportunidad y el reto para hacerlo. Creen que es su trabajo asegurarse de que sus hijos tengan la oportunidad y el reto de tener tantas opciones en la vida como sea posible.

Creen que una familia fuerte y amorosa provee las bases para una vida saludable y feliz para sus hijos.

Creen que todos los seres humanos tienen un potencial tremendo y ese potencial es la esperanza para el futuro.

Quieren hacer algo justo ahora para hacer del mundo un mejor lugar para que sus niños y nietos puedan heredar un planeta hermoso, seguro y productivo que sea próspero y espectacular.

No estás solo, pero a veces pareciera que así es. Mientras el mundo se vuelve más loco, las madres y padres pueden en ocasiones sentir que sus esperanzas y sueños para sus hijos son meramente sueños que no se volverán realidad.

Ven a casa.

Ven a casa y conoce a algunos de esos miles de padres, tal como tú, que quieren ayudar a sus hijos y hacer del planeta un mejor lugar.

En poco más de una semana, los padres viajarán de alrededor del mundo para asistir en Filadelfia al curso ¿Qué hacer por tu hijo con lesión cerebral? Vendrán de 3 o 4 continentes, 10 o 15 estados, serán tal como tú. Rogarán, pedirán prestado y hasta robarán para encontrar los medios para viajar a nuestro campus, sus amigos les dirán que están locos, pero ellos los ignorarán y vendrán de todas formas. Llegarán preguntándose si los beneficios valdrán todas las dificultades que implicó venir.

Después de un día, sabrán que ha valido el esfuerzo.

Después de dos días, estarán tan emocionados por las posibilidades y será difícil poder dormir en la noche.

Después de tres días, empezarán a hacer planes nuevos para el futuro.

Después de cuatro días, darán un paso atrás para dar una mirada muy diferente a su hijo.

Después de cinco días, sus vidas habrán cambiado. Sabrán que han venido a casa para estar con verdaderos pioneros haciendo un trabajo sin precedentes. Se darán cuenta que siempre fueron pioneros, pero no lo sabían.

En el sexto día, regresarán con sus hijos sin sentirse solos contra la pared, como tal vez hayan estado antes, pero ahora llenos de esperanza y con determinación renovada para cambiar el mundo de sus niños para bien.

Bueno, al menos esto es lo que pienso.

¿Te estás sintiendo solo? ¿Por qué no vienes a casa y conoces a tu familia? Te esperamos. No puedes ser más bienvenido.

child-brain-injury-remedies-available-here

27 de noviembre 2016.

El curso ¿Qué hacer por tu hijo con lesión cerebral?

Sólo pioneros.

Janet Doman

Directora

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *