2017 Nadatón, El poder de dar


Pregunta: ¿Qué tan lejos pueden nadar 10 niños en 30-60 minutos?
Respuesta: Cerca de 11 millas

Equipo 2016: Todas las metas personales se cumplieron.

Como dijimos en nuestra carta hace unas semanas: Cada año el cuerpo estudiantil de la Escuela Internacional se echa un clavado a la alberca para nadar. Lo hacen como su contribución anual para apoyar a sus hermanos y hermanas que han venido de todas partes del mundo para buscar ayuda en Los Institutos. Nadarán por ellos sabiendo que cada legua completada significa una contribución más al trabajo de Los Institutos.

Por tres décadas, los estudiantes del Instituto Evan Thomas se han esforzado legua tras legua para ayudar a los niños con lesión cerebral. Este evento es un reto físico, intelectual, social e incluso psicológico, a pesar de ellos el objetivo es recaudar fondos para apoyar a los programas de Los Institutos para niños con lesión cerebral.

El año pasado, 10 niños nadaron y dieron su mejor esfuerzo y cuando lo hicieron, completaron un total de 771 leguas en una piscina de 25 yardas. El nadador más joven fue Ronald, de cuatro años de edad; su objetivo fue nadar 6 leguas en 30 minutos. Fue su primer Nadatón y Ronald completó ¡19 leguas en la alberca! Una nadadora veterana este año fue Faith, de 12 años de edad, quien completó 141 leguas en 60 minutos (mira su entrevista).

Lo más importante, después de meses de entrenamiento y recaudación de fondos, los nadadores descubrieron la felicidad de trabajar en equipo, descubrieron su fuerza interior y resolución, pero sobre todo, lo que aprendieron fue acera del poder de dar.

El nadador más joven, Ronald, de 4 años, con su mejor entrenador, su papá.

La mamá de Joelle lleva registro de cada vuelta.

Eivi, de 5 años, es alentada por su madre y completa 30 leguas con energía.

Los nadadores más experimentados están listos para iniciar.

La increíble Yvonne, de 9 años, mejora su resultado anterior con 66 leguas este año.

Ana, de 9 años, nadó muy bien 88 leguas

Ariana, de 12, hizo su mejor esfuerzo, 105 leguas.

Esteban, de 13 años, fue más allá de su objetivo con 118 leguas

Alan, de 12, sobrepasó su objetivo con 123 leguas.

Faith, de 12 años, una nadadora veterana, completó 141 leguas.

Susan Aisen y Janet Doman certifican los resultados. ¡No es tarde!

Cinco consejos de natación del autor para tu bebé

  1. Comienza lo más pronto posible

Es mucho más fácil enseñara a nadar a un bebé recién nacido que a un niño de 1 año. Es mucho más fácil enseñar a nadar a un niño de un año que a uno de dos. Es más fácil enseñar a un niño de dos años que a uno de tres. Entre más joven, mejor, no esperes para empezar.

  1. La oportunidad es la llave.

Las oportunidades lo son todo cuando se trata de conseguir éxito en la natación. En lugares como el sur de California y Florida se puede nadar los 365 días del año ya que los bebés que nacen ahí, nadarán fácil y rápidamente porque pueden nadar a diario. Para los bebés de lugares como Filadelfia, Londres o Tokio, hay menor oportunidad. Una vez que decides enseñar a tu bebé a nadar, decide nadar tantos días a la semana como puedas, por lo menos 4 días, pero uno es mejor que ninguno.

  1. La temperatura es importante.

¿Cuántos recordamos haber nadado en agua helada y realmente detestarlo? Siempre ponemos a los bebés en agua a temperatura agradable, pero primero asegúrate que tú esté cómodo en el agua. Si no hay impacto para ti, la temperatura del agua debe ser buena para tu bebé y así el bebé disfrutará estar en el agua desde el primer momento. Queremos que asocien el agua a la alegría, con placer y entusiasmo.

  1. Sé un ejemplo

Un bebé que ve a su hermana mayor jugando en el agua, se enganchará inmediatamente. Un niño de dos años que ve a su hermano mayor parándose de manos dentro del agua se querrá unir a él. Incluso viendo a papá dando vueltas en el agua le será atractivo. Si toda la familia ama nadar, el bebé lo hará también.

  1. Lee ¿Cómo enseñar a nadar a tu bebé?

El libro cubre la natación desde el nacimiento hasta los seis años. Comienza con el bebé durante el baño y termina con nado aeróbico para niños que han dominado el nado en estilo libre. Toma las lecciones a prueba de agua que van del nacimiento a los seis años, pues están diseñadas para usarse en el agua cuando estás enseñando a tu bebé. ¡Disfruta!

Douglas Doman

 

¿Cómo entrenar para el Nadatón? Los padres pueden diseñar su propio nadatón para sus hijos estableciendo metas apropiadas para la familia y el niño.

El Nadatón del Instituto Evan Thomas

30 minutos de nado

Los jóvenes nadadores deberán ser capaces de nadar independientemente una distancia de 23 metros en la alberca.

Deberán nadar sobre su espalda (con patadas y braceo) o usando un braceo frontal con una respiración rítmica. Uno de los padres debe nadar en el carril con el niño, pero sin ayudarlo a nadar.

60 minutos de nado

Un nadador debe haber logrado con éxito los 30 minutos de nado antes de comenzar los 60 minutos. Los atletas deben nadar la distancia total con brazada frontal.

Calendario de entrenamientos

3 meses antes:

Nada al menos una vez por semana.

Desarrolla tu fuerza y resistencia haciendo diferentes ejercicios: patadas, carreras rápidas y periodos de nado sin parar por alrededor de 20 o 30 minutos. El objetivo en este punto es desarrollar un braceo frontal y vueltas de calidad.

2 meses antes:

Nada una o dos veces por semana.

Continúa concentrándote en brazadas de calidad y extiende los periodos de nado ininterrumpido. Intenta dos nados ininterrumpidos por sesión.

1 mes antes:

Nada dos veces por semana, mínimo.

Agrega 10 minutos al nado ininterrumpido cada semana.

Eventualmente, el niño nadará 40, 50 y luego 60 minutos sin detenerse.

Un niño debe estar bien preparado para este reto físico. El nadador debe entrenar toda la distancia del Nadatón por lo menos dos veces antes del evento.

Nadadores 2015 nos cuentan sus historias

 

30 Nadatón anual Evan Thomas

Marzo 19 2016

Bachillerato Upper Dublin

Upper Dublin, FIladelfia

 

Comentarios de nadadores en eventos pasados.

“Mi preparación para el Nadatón consistió en carreras rápidas, pateo y correr. Mi objetivo era lograr 1.8 kilómetros. Pero logré 2.1 kilómetros en una hora. Batí mi objetivo por 375 metros. Antes del evento me sentía lista y después sentí que pude haber nadado 750 metros más al mismo ritmo. No lo pude haber hecho sin el entrenamiento de mi mamá y sus ánimos y de mis amigos y familiares.”

Priscilla, 11 años.

“Para la preparación soy tan ‘firme como una roca’. Nadar siempre al mismo ritmo te da suficiente energía para ir como ráfaga hacia el final. Es emocionante, con tanta gente animándome para dar mi mejor esfuerzo y lograr la meta, tuve la energía suficiente para seguir. Estoy feliz de haber completado 4.4 kilómetros.”

Thomsen, 12 años.

Mi hermano Spencer me dijo que para alcanzar mi objetivo, tenía que nadar un minuto por vuelta (45 metros) y por ello llegaría a 3 kilómetros. Mi objetivo era 2.7 kilómetros y logré 2.9. Estaba tan feliz por ello al final, en los últimos cinco minutos estaba muy emocionado porque sabía que había batido mi meta. No lo pude haber hecho sin mi entrenador, Spencer. Además ver a los más jóvenes nadar primero, me emocionó y preparó para nadar. Lo hicieron muy bien.”

Morgan, 11 años.