Acerca de Glenn Doman


GLENN DOMAN fundó los Institutos para el desarrollo del potencial humano, permitiendo a padres de todos los continentes encontrar un camino por más de medio siglo. Es difícil saber si él y los Institutos son más conocidos por su novedoso trabajo con niños con lesión cerebral o por su trabajo en el desarrollo temprano de niños sanos.

Doman trató a más de veinticinco mil familias por más de cincuenta años e influenció a millones de familias a través del libro ¿Qué hacer por tu hijo con lesión cerebral? y la creación de los innovadores libros y materiales que muestran a los padres cómo enseñar a sus bebés en casa.

Glenn Doman vivió, estudió y/o trabajó con niños en más de cien naciones, desde las más civilizadas a las más primitivas. Condujo expediciones para estudiar niños de la Edad de Piedra en Mato Grosso, Brasil, niños aborígenes en el desierto de Kalahari y niños Inuit en el Ártico. También viajó para conocer a niños de las principales ciudades del mundo, desde Johannesburgo a Moscú, pasando por Londres y Tokio.

Fue condecorado por Jorge VI con la Cruz Militar Británica debido a su sobresaliente heroísmo en acción durante la Segunda Guerra Mundial. Recibió la Cruz por Servicio Distinguido en Estados Unidos debido a su extraordinario heroísmo en combate, la Estrella de Plata por su valentía en contra del enemigo armado y la Estrella de Bronce por su heroísmo en combate. La gran duquesa Carlota le condecoró por sus servicios al Ducado de Luxemburgo durante la Batalla de las Ardenas.

En contraste a dichas condecoraciones, fue nombrado caballero por el Gobierno de Brasil en 1966 por su servicio a los niños del mundo y recibió la máxima condecoración de ese país como caballero de la Orden de la Cruz del Sur; así mismo, recibió la medalla del Senado de Italia. Sus servicios a los niños también ganaron condecoraciones de instituciones y grupos en muchos otros países.

Su trabajo con niños con severas lesiones cerebrales continuó y trabajó mano a mano con “los mejores padres en el mundo y los niños más heróicos”, enseñando al staff y a los padres las formas más adecuadas para apoyar a los niños con lesiones.

Aseguraba que su posesión más preciada, eran los mensajes de las madres contándole acerca de la alegría descubierta al poder enseñar a sus propios hijos. De hecho, también llegan cartas escritas por las abuelas relatando los beneficios de por vida que han visto como resultado del uso de su libro cuando sus niños eran más jóvenes.

Email this to someoneShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInShare on StumbleUponPin on Pinterest