Autismo: La exitosa historia de Sean


“Autismo” etiqueta sintomática

Resultado: El cuadro de honor.

Sean traza su propio camino al bienestar

Sean fue diagnosticado con autismo y con un “desorden de aprendizaje no verbal.” Además de este diagnóstico, a sus padres s se les dio un pronóstico terrible. Cuando Sean tenía 11 años, sus padres supieron por primera vez del trabajo de Los Institutos.

Cuando Sean nació, estaba pálido y presentó problemas respiratorios justo después del parto. Los médicos encontraron sus pulmones llenos de fluido, lo que le causó dificultad respiratoria durante la primera hora de su vida, por ello, los doctores trabajaron para limpiárselos. Necesitó medicación desde el nacimiento, tenía muy poca masa muscular y cólicos de recién nacido.

Los primeros meses de su vida no fueron fáciles, la condición de Sean parecía mejorar y sus padres creyeron que él estaba desarrollándose normalmente como cualquier otro niño. Sin embargo, cuando Sean inició la escuela, tuvo dificultad para interactuar con otros niños y para lidiar con los aspectos sociales del salón de clase. Leer y escribir le era muy difícil y no era capaz de ir al corriente.

Autism Success Story Sean

Buscando respuestas para Sean, sus padres tomaron el curso ¿Qué hacer por tu hijo con lesión cerebral? Cuando trajeron a Sean para su primer sesión en los Institutos para ser examinado, sus padres mostraron preocupación porque las habilidades de Sean para leer y escribir  no estaban al nivel de las de sus compañeros. De la misma manera, se le dificultaba caminar y correr y no se portaba apropiadamente para su edad. Ellos dijeron que su lenguaje no era tan bueno como el de su hermano que era dos años menor.

Tan pronto como regresaron a casa, Sean y sus padres se pusieron a trabajar en el programa propuesto para Sean en los Institutos. Éste incluía un programa físico de gateo y arrastre, un programa de lectura, un programa de comprensión nutricional y estimulación táctil.

Autism Success Story Sean Crawling

Sean fue motivado para llevar a cabo su programa y trabajó día con día.

Sean era un niño inteligente pero tenía dificultades para leer porque tenía problemas visuales y le resultaba difícil utilizar ambos ojos para fijarlos propiamente. Su problema neurológico le condicionaba su lectura y escritura, por esta razón, sus padres fueron adiestrados para realizar materiales de lectura que Sean pudiera leer fácilmente. Simultáneamente, el programa que estaba realizando se dirigía a aminorar sus  problemas visuales lo que permitió que progresara en lectura, escritura y otras materias.

Autism Success Story Sean Reading

A Sean le resultó más sencillo leer con libros hechos en casa por sus padres.

Sean mejoró intelectual y físicamente. Llegó a estar en excelente condición física gracias al programa físico intensivo y también comenzó una excelente dieta de comida saludable y fresca; así, su salud mejoró significativamente.

Una vez que Sean mejoró en coordinación, haciéndose más fuerte físicamente y más saludable, les dijo a sus padres que le gustaba mucho ejercitarse. Comenzó a hacer gimnasia como parte de su tratamiento doméstico y rápidamente fue tan bueno como participar en competencia de gimnasia. En una de sus primeras competencias estuvo entre los primeros 10 mejores atletas de 60 competidores en el evento.

Sean in a gymnastics competition

 

Sean fue finalista recientemente en una competencia de gimnasia.

El niño que solía tener problemas de lectura, estaba devorando libros: Leía de 75 a 100 páginas diarias con facilidad, su velocidad de lectura y comprensión era la  adecuada para su edad escolar y su nivel de matemáticas y escritura habían mejorado considerablemente.

Se volvió independiente en todos los aspectos de su vida diaria, incluso completaba su programa doméstico de forma independiente. Sean planeaba y preparaba sus comidas diarias, hacía su lavandería y ayudaba en el cuidado de su hermano menor. Tenía 12 años y tenía más responsabilidad y madurez que otros niños de su edad.

Su padres sintieron que Sean estaba listo para regresar a la escuela cuando él tenía 12 años. Esta fue una importante transición que comprobaría si Sean podría tener éxito en donde antes había tenidos dificultades sociales.

Desde que regresó a la escuela, Sean ha tenido un desempeño sobresaliente. Ahora cursa el décimo grado y sus calificaciones son de nueves y dieces en sus exámenes y ha estado en el cuadro de honor en dos ocasiones. Además, se ha convertido en un competitivo nadador.

Para Sean y para su familia, ha sido una extraordinaria travesía, Sean ha pasado de ser el niño que no podía con la escuela, a convertirse en uno de los primeros de la clase.

Autism Success Story Sean Today

Sean hoy en día.