Bebés prematuros: ¿Están destinados a tener problemas o podemos hacer una diferencia con estimulación y dándoles oportunidades? (ACTUALIZACIÓN)


Por Webmaster

Un padre nos actualiza acerca de los retos que él y su esposa enfrentaron cuando su hijo nació 14 semanas antes de su fecha de término. ¡Ahora Koa finalmente está en casa!

Un día a la vez. Hicimos esto 122 veces, que fueron los días que tomó que Koa finalmente viniera a casa del NICU.

La mañana del 12 de noviembre, llamamos al hospital a las 5:55am (pues las 6:00am era la hora en que decidirían si podía venir a casa con base a su apnea de sueño). Estábamos como niños el día previo a Navidad, no podíamos dormir sabiendo que el siguiente día podría ser el día en que Koa viniera a casa.

Koa necesitaba paras 7 días continuos sin dejar de respirar para que viniera a casa. Un mes o dos atrás, había logrado llegar a 6 días sin dejar de respirar y luego se detenía por un microsegundo, pero ese “alto”, hacía que la cuenta se reiniciara al día 1. Esto fue muy frustrante, pero teníamos fe en el universo que cuando Koa estuviera listo, lograría hacerlo por 7 días.

Finalmente estaba listo para venir a casa, Skyy (su hermano mayor) estaba tan emocionado como nosotros. Mientras Skyy no estaba permitido en el NICU, era la primera vez que vería a su pequeño hermano Koa en persona. Ese momento cuando se vieron por primera vez, fue mágico. La emoción era incontenible, Skyy corrió desde el sofá en el que esperábamos hacia su mamá quien caminaba por el pasillo cargando a Koa. El amor de Skyy por su hermano a quien apenas conocía, fue instantáneo. Revisaba todos sus dedos de pies y manos, orejas, ojos, parecía cerciorarse de que todo estuviera ahí. Este lazo fraterno que prevalecerá para siempre, fue un momento muy especial, fue un privilegio y hermoso atestiguar el hecho.

Skyy & Koa se conoces por primera vez

Aproximadamente nuestra primera semana estuvo colmada de noches sin poder dormir, no era debido al llanto- Koa dormía como bebé; éramos nosotros que constantemente lo vigilábamos y no dormíamos. Lo revisábamos constantemente asegurándonos que continuaba respirando, revisábamos cada mínimo movimiento en su pecho o espalda. El mínimo movimiento o sacudida en sus fosas nasales, ojos, boca o mejillas, todo hasta que pudiéramos relajarnos por otros pocos minutos hasta que alguno de los dos volviéramos a revisar. Era aterrador… pero él estaba bien. Nunca se detuvo.

Ahora el verdadero trabajo comenzaría. Habíamos hecho un plan y mientras él estaba en el NICU, habíamos estado preparando todos los Bits que queríamos para mostrarle. También teníamos la pista de gateo lista.

Mi esposa se dedicó a trabajar con él rápidamente. Los Bits estaban en japonés e inglés: ¿Por qué no comenzar a enseñar una segunda lengua inmediatamente? Empezó a trabajar con el repto 10 veces al día sobre la pista y ella era muy consistente, una madre y maestra natural. Haciendo todo lo que sabía, todo lo que había aprendido, todo para darle a Koa el mejor inicio. Él ya estaba acostumbrado a nuestras voces y le encanta escucharnos hablar pues desde hace algunas semanas, cuando hablamos, realmente mira a nuestras bocas moverse y él intenta copiar el movimiento y habla mucho. Sí, HABLA (mucha gente le llama a esto hacer sonidos de bebé). Mi parte favorita de la mañana es temprano en la mañana, cuando es “tiempo de papá” y tenemos conversaciones acerca de lo que soñó y de lo que haremos en el día; eso también hace que mamá pueda dormir un poco más.

Sus ojos nos miran intensamente, básicamente diciendo “¿Qué me enseñarán ahora?” Busca cosas y encuentra cosas diferentes a diario alrededor de la casa. Lo cargamos por la casa y le mostramos pinturas en las paredes y pequeñas estatuas, creo que es como mostrar Bits en 3-D. Le hablamos acerca de ello y busca estas cosas cuando le decimos “Koa ¿en dónde está___________?” Su mirada es brillante, mira a mi esposa y sonríe desde 3 metros de distancia. Esta semana mi esposa notó que él movía su cabeza en dirección de ella cuando caminaba y le sonreía hasta que se le acercaba y le decía “¿Me estás viendo? ¿Me podías ver desde que venía?” Esto es gracias a los Bits en blanco y negro, los Bits detallados y también a los Bits de inteligencia.

Koa ama los Bits de inteligencia

Somos muy suertudos de que Koa duerma bien, tanto que mi esposa necesita despertarlo para alimentarlo, de otra manera él podría dormir toda la noche. Está creciendo adecuadamente y se está poniendo fuerte, mis oídos lo perciben cuando llora ahora, pues antes lo hacía sin fuerza, actualmente reventaría un tímpano. Esto es consecuencia de la pista de gateo, seguramente. Podemos sentir lo fuerte que es su pecho cuando lo levantamos, es sólido, fuerte, sus pulmones se están desarrollando extremadamente bien. Esto es definitivamente por pasar tanto tiempo como es posible sobre su vientre.

Al principio parecía no gustarle la pista de gateo, pero es cada vez más fuerte y está aprendiendo a hacerlo. Le gusta descansar a medio camino y mira al juguete que lo espera al otro lado. A veces Skyy toma el rol de “maestro” y alienta a que Koa vaya por la pista, igualmente, Skyy lee los libros que solíamos leerle a él cuando era bebé.

Koa en la pista de gateo

Koa tras 8 semanas de haber llegado

La fuerza en sus manos y brazos están incrementando también. Jala mis dedos cuando está acostado sobre su espalda y le decimos “Koa, toma mi dedo y siéntate.”Te jala y puedes sentir la fuerza en sus manitas, puedes sentir también cómo patea. Desde entonces decimos “Hagamos unas colgadas”. Se cuelga por 3-10 segundos antes de poder sentir su agarre soltarse (nosotros le sostenemos sutilmente las manos para que no se resbale, por supuesto). La sonrisa que muestra después de colgarse, refleja lo mucho que lo disfruta. También funciona si está llorando y no para de hacerlo ¡Le encanta colgarse! Esperen a ver cuando braceé en el pasamanos –Le va a encantar tal como a Skyy.

Desde hace un par de semanas, notamos que lloraba cada que nosotros comíamos. Ha comenzado a interesarse por la comida, así que lo dejamos oler todo tipo de alimentos que comemos y le contamos acerca de ellos. También hacemos esto con los Bits detallados, palabras sencillas y frutas y vegetales reales y le permitimos probarlos (sin tragarlos). Sabemos que será muy comelón cuando esté listo, le encanta lamer las frutas y verduras.

Koa ama escuchar todos los diferentes sonidos e instrumentos a diario. Usamos el xilófono, cascabeles, armónica, tambores, ukulele, guitarra y cualquier cosa que sea un sonido nuevo para estimular su audición.

Skyy toca la armónica para Koa

En su primera revisión mensual, no hubo problemas. El doctor estaba sorprendido de lo mucho que había crecido en el primer mes (5 cm, lo sé de memoria). Lo que lo sorprendió más fue que él  esperaba que Koa tuviera problemas de visión y audición, pero ¿saben qué?

¡¡¡NADA!!!

Gracias, Doman.

Todo esto, todo el éxito con el que hemos estado bendecidos de atestiguar y de haber recibido, cada bit es gracias a la familia Doman y al equipo de los Institutos.

Koa puede girarse.

Ustedes están al principio de nuestra lista de gratitud diariamente.

Amor fraternal

“Un día a la vez” Aún nos apegamos a ello, pero ahora más bien es: disfrutando un día a la vez.