Diez consejos útiles de crianza para nuevos padres


Por Janet Doman.

Sé un profesional. La maternidad y paternidad son los trabajos más importantes del mundo. No te disculpes, no te comprometas y tampoco te intimides haciendo algo que no entiendes o con lo que no estás de acuerdo. Tú conoces a tu hijo mejor que nadie.

Sé organizado. Las madres tienen un gran trabajo, frecuentemente con poca o ninguna ayuda. Haz un plan, plantea metas semanales razonables.

Sé consistente

Sea lo que sea que decidas, vale la pena hacerlo con tu bebé a diario.

Sé flexible. Cambia tu plan de batalla cuando la situación lo demande y también ten un plan de respaldo.

Quédate en casa el mayor tiempo posible. Esto es especialmente importante en los primeros tres meses. Trata de limitar tus salidas a hacer tus pendientes a un día a la semana y lleva un asiento especial para tu bebé.  

Baby creeping across the floor

Haz que las mañanas sean sagradas. Este es el mejor tiempo para tu bebé. Si te es necesario dejar a tu bebé con alguien más diariamente, asegúrate que sea durante el mediodía. Haz todo lo posible para asegurar que tú y tu bebé pasen las mañanas juntos.

Come apropiadamente: ¡Las madres jamás lo hacen!

Duerme apropiadamente: Casi todas las madres de niños muy jóvenes tienen una privación crónica del sueño. ¡Todos los padres lo saben! Empieza por dormir una hora más cada noche sin importar qué pase. (El padre te ayudará, él ya está preocupado por esto.) Tomará de 6 a 8 semanas comenzarte a sentir mejor. Ahora que te sientes mejor, duerme más. Vigila tu creatividad floreciente y tu sentido del humor estará de regreso porque ¡lo necesitarás cuando tu bebé comience a caminar!

Mantente alegre: Tu bebé ama verte sonreír y reír. ¡Encuentra lo que a los dos los hace felices y háganlo!

Sin culpa: No desperdicies ni un segundo preocupándote por las diez cosas que no hiciste hoy. Únete al club, todos estamos en él. Mejor ve a dormir y despiértate lista para tener otro día grandioso.