Lo bueno de los padres


Por Janet Doman.

Multiplica la inteligencia de tu bebé- Cómo ayuda papá

Una de las cosas buenas acerca de los padres es que no son madres.

Un padre es maravilloso porque él no hará cosas por su hijo que él sabe perfectamente bien que su hijo puede y debe hacer por sí mismo. Tiene un respeto especial por las habilidades de su hijo, como nadie más tendrá. Este respeto incalificable es un lujo precioso y los niños responden a él como no responden a nada más.

Otra razón por la que un padre es maravilloso, es porque él no tiene totalmente perdido su concepto del tiempo.

multiply-your-babys-intelligence-swiming-dad

Douglas y Noah se echan un chapuzón en la alberca. 

La madre vive entre el mundo adulto de “nunca hay tiempo suficiente” y el mundo de los niños “hay todo el tiempo del mundo” y cuando estos dos mundos se encuentran, el caos sucede. Este es el universo en el que la madre trata de conciliar el “no hay tiempo” con  el “todo el tiempo del mundo”, esto es parecido al país de Nunca jamás.

En el mundo del padre, “el tiempo es corto”, “tiempo es dinero” y “no hay tiempo como el presente”.

Cuando se trata de llevar a cabo el programa físico del niño, el padre no sólo lo hace, lo ataca. ¿Cuántas madres se quejan benignamente de que sus esposos pueden hacer el programa físico en la mitad del tiempo en el que ellas lo hacen?

Jake y su papá hacen una línea del tiempo con Janet Doman para los padres

que asisten al curso ¿Cómo multiplicar la inteligencia de tu bebé?

Para los padres “no hay tiempo como el presente” este es el factor no sin sentido, si se va a hacer con el padre, se hace ahora o no se hace.

Las madres son modelos de adaptabilidad, aprenden a adaptar su cuerpo por nueve meses para acomodar al bebé; a compartir su cuerpo para alimentar al bebé; a vivir sin dormir y a veces sin comer, por cuidar al bebé. Son expertas en “adaptar y lidiar.”  

Lo bueno acerca de los padres es que frecuentemente son modelos de rigidez. Ellos no se adaptan al bebé, al menos no al grado en que lo hacen las madres. El padre es extraordinario enseñándole al niño a adaptarse a él.

Cuando el niño está resolviendo problemas con su madre, la madre suele encontrarse a sí misma corriendo por la casa para encontrar todo lo que necesita para resolver el problema mientras el niño espera, en ocasiones impacientemente. Después, la madre se encuentra a sí misma haciendo esa parte de la resolución de problemas que es tediosa o poco interesante  para el niño mientras deja las cosas interesantes para que las haga el niño. La madre permite al niño estar en el asiento del conductor y actúa como un navegante cauteloso para asegurarse de que todo vaya bien.

Cuando un niño está resolviendo un problema con su padre, el padre no se mueve. En su lugar, el niño corre por la casa para obtener cualquier herramienta o material necesario. Entonces el padre permite que el niño haga las acciones repetitivas y generalmente accede a que el niño lo vea mientras él realiza las acciones críticas. El padre pone al niño en el rol de aprendiz y luego se asegura de que el resultado final sea bueno haciendo la parte difícil él mismo.

multiply-your-babys-intelligence-mom-helps
Ethan y su papá son un gran equipo. 

El niño está entusiasmado con este arreglo con su padre al igual que cuando trabaja con su madre. ¿Por qué?

El niño aprende rápidamente que la madre le dará la oportunidad de liderar y dar forma a su propio destino mientras que el padre le enseñará a adaptarse y seguir instrucciones. Los niños pequeños son brillantes y necesitan y quieren ambas lecciones.

multiply-your-babys-intelligence-marquez-alex

Los padres son grandes entrenadores. 

Ciertamente, Dios y la Madre naturaleza tuvieron una acertada idea cuando inventaron a los padres.

Una de las mejores cosas de los padres, es que ellos no son madres, son el perfecto contrapeso a ellas.

multiply-your-babys-intelligence-fumio-child

Constantemente hemos dicho que las madres hacen a las mejores madres, pero deberíamos agregar que los padres hacen a los mejores padres.

En el peor momento de su peor día, la madre y el padre harán un mejor trabajo con sus hijos de lo que cualquier otra persona lo haría. En el mejor momento de su mejor día, probarán que la madre y el padre, junto a su hijo, hacen la más tierna, dura y admirable unión que jamás se haya visto.