Nacimiento prematuro y retraso del desarrollo


Reo abraza un futuro más brillante

La madre de Reo tuvo un embarazo difícil, a los seis meses el bebé nació por una cesárea de emergencia. Pesando un kilogramo al nacer, el bebé estaba cianótico, ictérico y presentaba dificultades respiratorias.

Reo en tradicional kimono y hakama celebrando las vacaciones de Año Nuevo.

Aquí está sosteniendo una figura del gato que da la bienvenida a los visitantes a la casa.

La madre de Reo tuvo un embarazo difícil, a los seis meses el bebé nació por una cesárea de emergencia. Pesando un kilogramo al nacer, el bebé estaba cianótico, ictérico y presentaba dificultades respiratorias.

A los dos años, Reo no podía caminar ni usar sus manos, respirar o dormir bien y tenía control deficiente del intestino y de la vejiga.

Reo dependía en un respirador durante el primer mes de vida y permaneció hospitalizado durante los primeros tres meses. Fue alimentado con una jeringa durante su estancia en el hospital. Necesitó una cirugía para un defecto cardíaco y para el desarrollo prematuro de sus ojos.

Cuando Reo tenía tres meses de edad, su madre comenzó a estimular su visión mostrándole grandes palabras de lectura y cuando tenía dos años, su madre asistió al Curso “Qué Hacer Sobre Su Hijo Cerebral”.

Su madre estaba decidida a que el futuro de su hijo fuera mucho más brillante que el previsto.

A los dos años y medio, Reo no podía caminar todavía. Tenía dificultad para usar las manos debido a un temblor y a la falta de fuerza. Tenía problemas para dormir y respirar, así como es su intestino y el control de la vejiga. Igualmente padecía de muchas alergias y problemas digestivos, a menudo sólo podía comer avena. A los padres se les había dicho cuando era bebé que probablemente “desarrollaría parálisis cerebral” más adelante.

Su madre estaba decidida a que el futuro de su hijo pequeño fuera mucho más brillante que el previsto. Ella comenzó un programa en el hogar que incluía estimulación táctil y un cuidadoso programa nutricional. Ella le dio la oportunidad máxima de moverse en el piso, además de aumentar su lectura, conocimiento enciclopédico y programas de matemáticas. Comenzó a desarrollarse a un ritmo mucho más rápido y a los tres años de edad, Reo estaba caminando y seis meses después comenzó a correr.

Después de un año de programa, Reo podía leer libros que estaban por encima del nivel de su edad.

Cuando Reo tenía cuatro años sus padres lo llevaron a su primera visita a los Institutos. Tenía una pobre percepción de la profundidad, era muy sensible a los sonidos y lloraba cuando estaba molesto por los ruidos fuera exteriores. Su discurso era repetitivo y todavía no podía vestirse por sí mismo.

Al siguiente año, Reo podía leer libros que estaban por encima de su nivel de edad, ya podía bracear independientemente, había comenzado a escribir y ya era capaz de vestirse y desvestirse por sí mismo.

Reo es un ratón de biblioteca

Antes de cumplir seis años, Reo podía escribir en el segundo grado.

Antes de cumplir seis años, Reo podía escribir en el segundo grado. Gracias a su excelente programa nutricional, gozó de un año completo de salud perfecta. Lo mejor de todo era que su comunicación estaba mejorando, estaba empezando a contar historias de principio a fin y tener conversaciones espontáneas.

Cuando tenía seis años, Reo podía saltar por toda la habitación y correr más de 2 kilómetros sin parar. Leía a nivel de la escuela secundaria y usaba la computadora para investigar y crear trabajos. Su salud perfecta continuó durante los próximos tres años.

En el camino Reo aprendió a tocar el piano –

aquí se presenta en el Steinway en un concierto formal.

Después de tres años en el Programa de Tratamiento Intensivo, la familia de Reo y el personal de Los Institutos acordaron que Reo estaba listo para la Graduación a la Vida. Esto proporciona la oportunidad para que el niño utilice sus habilidades y demuestre que está física, intelectual y socialmente listo para tomar su lugar en el mundo.

Piano, Aikido y el estudio y la práctica de Kyogen y Noh son una parte de su vida cotidiana ahora

Reo sigue siendo educado en el hogar y asiste a la escuela por tiempos cortos todos los días. Él está muy por delante de sus compañeros intelectualmente sobre todo en la escritura y participa en clases de Aikido cada semana. Sus estudios en el hogar incluyeron química orgánica.

Reo ahora está aprendiendo Aikido y el antiguo arte teatral de Noh y Kyogen.

Aquí realiza parte de una obra de Kyogen a los padres en el Programa de Tratamiento Intensivo en Tokio.

Como estudiante de tercer grado, era elegible para tomar un curso de ciencias en la universidad local. Actualmente su trabajo académico es bueno y es físicamente excelente.

El personal de los Institutos se sintió orgulloso de anunciar la Graduación a la vida de Reo. Los padres de Reo han trabajado diligentemente hacia el logro del potencial de su hijo. Reo y su familia han logrado lo que muchos consideran imposible.

Reo y sus orgullosos padres