¿Qué nos hace diferentes?


En algunas ocasiones, la primera pregunta de nuestros padres es “¿Qué los hace diferentes?” Hay muchas maneras de contestar a esta pregunta, tantas que a veces nos detenemos para contestar. ¿Qué nos hace diferentes?

Resultado de imagen para iahp baby

Creemos en las madres y padres

Sabemos que cuando se trata de niños, los padres no son un problema, son siempre la respuesta. Conocemos padres de todas partes del mundo, de cada país y cada esquina del mundo. Sin importar la cultura o las costumbres, cuando se trata de sus hijos, todos los padres son iguales.

Los padres conocen a sus hijos mejor que nadie más y los padres aman a sus hijos más que a nadie más. Creemos que los padres son buenos para los hijos y los hijos para los padres. Pensamos que cuando los niños están con sus padres, cosas buenas suceden. Queremos hacer todo lo que está en nuestro poder para llevar a los padres y niños a estar juntos de nuevo. Esto hará un mundo mejor.

 

Creemos que los niños pequeños pueden aprender absolutamente todo lo que podamos enseñarles de manera honesta, fáctica y alegre.

Todos los seres humanos aman aprender pero el aprendizaje es una función inversa a la edad: entre más joven, es más fácil aprender. Los niños pequeños aprenden a una velocidad impresionante y lo hacen sin esfuerzo porque el aprendizaje es la más alta forma de juego que existe. Desde que el pequeño despierta en la mañana hasta que duerme por la noche, demanda información. Si es un bebé sus primeras palabras juntas serán “¿Qué es?” y lo preguntará durante todo el día. Si tiene dos años preguntará “¿Qué sigue?, ¿De nuevo, mami?, ¿Más mami?” Si tiene tres años, ya sabemos, preguntara “¿Por qué?” todo el día.

 

Creemos que cada pequeño merece alimento intelectual de alto nivel.Resultado de imagen para iahp baby

Somos muy cuidadosos acerca del alimento que damos a nuestros niños y debemos serlo, es importante. Es igualmente importante ser cuidadoso y consciente acerca del alimento intelectual de un niño. Es un derecho de los bebés tener un ambiente rico con estimulación intelectual que les permita expandirse diariamente de manera en que pueda incrementar su apetito  y curiosidad. Debemos enseñarlos a leer, a comprender cantidades y el lenguaje matemático, brindarle conocimientos enciclopédicos acerca del mundo que lo rodea. Debe ser alimentado con una dieta apropiada y a conciencia (mientras obtiene la información) y no por mero accidente.

 

Creemos que ser altamente capaz es algo muy bueno para un niño

Vivimos en un mundo preocupado por construir “autoestima” en los niños. Pero la autoestima nunca debe ser el objetivo si no una parte de algo aún más importante: capacidad.

Cuando enriquecemos el ambiente del niño con estimulación apropiada y oportunidades, él se volverá más capaz. Mientras sus habilidades incrementan, las usa más y más y se vuelve mejor y mejor en todo lo que hace. La capacidad le da el poder de ser él mismo –mientras él mismo desea serlo. En nuestra experiencia, la gente capaz es más feliz y más llena de confiada que la de la gente menos capaz.