¿Qué quiere tu hijo realmente?


Por Janet Doman

Una gran idea: Pregúntale a tu hijo

Ya sea que tengas un bebé de ocho meses que usa el llanto para pedir algo o un niño de 6 años gritándote, saber qué quiere tu hijo puede ser muy retador.

Las madres quieren saber: ¿Qué quiere realmente mi hijo? ¿Qué necesita realmente mi hijo? Frecuentemente las madres se atormentan pensando cuáles palabras de lectura serán mejores, qué tamaño de letra será la adecuada para este momento O si los libros hechos en casa son suficientemente sofisticados. El corazón de un gran programa  para tu hijo es conocer qué necesita a cada momento.

Esta es una gran idea: preguntarle a tu hijo.

children respond to questions

Una pregunta capciosa: “¿A quién amas?”

Respuesta capciosa: “Bueno ¡déjame pensarlo!”

Sí, pregúntale.

Tu hijo es la autoridad cuando se habla de lo que necesita y quiere, pregúntale y te lo dirá. Los niños siempre saben lo que quieren pero en ocasiones no saben expresarlo y obtener esa respuesta puede ser un trabajo difícil. Los niños pequeños no siempre pueden encontrar las palabras que quieren expresar, las ideas fluyen rápidamente pero no así las palabras. Muchas veces ni siquiera tienen palabras, pero tienen grandes ideas y muchas necesidades. Esto puede traer consigo frustración que se profundiza debido a que los adultos no son buenos escuchando y tampoco desean esperar por una respuesta.

¿Podemos culpar a un bebé por llorar para obtener lo que desea? Eso siempre capta nuestra atención por completo, pero cuando el niño usa una forma más civilizada para comunicarse, suele ser ignorado.

¿Cómo podemos cambiar esto?

Una pregunta simple y una tabla de elecciones pueden ayudar enormemente.

Choice Board

Pregunta: ¿Tienes hambre?

Silenciosamente decimos a un niño que está gritando: “¿Tienes hambre?” Después sostenemos una tabla de elecciones que contengan un “Sí”, “No”, “Tal vez” y “Ninguna de éstas” escrito en gráficos grandes. Suavemente movemos sus manos para tocar cada palabra y preguntamos: ¿Es un “Sí”, “No” o “Tal vez?” Atraemos su mano hacia la tabla y le permitimos elegir, si elige “Ninguna de éstas” decimos, “Bien, gracias por ayudarme a saber lo que necesitas.”

Hacemos otra tabla de elecciones que contenga las palabras “sediento”, “soñoliento”  y “otro”. Nuevamente, movemos su mano a cada palabra mientras las decimos, luego la retiramos y dejamos que elija. Si elige “Soñoliento”, preguntamos “¿Tienes sueño?” Luego sostenemos la mano derecha y decimos “Sí” y luego la izquierda y decimos “No” e inmediatamente mira su mano derecha “¡Muy bien, tomemos una siesta juntos!” Ahora él se sentirá contento y satisfecho de tomar una siesta.

children respond to questions

La madre pregunta: “¿Qué está mal?” y da las opciones: “No sé”, “Hambre”,

“Cansado” y “Soñoliento.” El niño elige “Soñoliento.”

Problema resuelto, caso cerrado.

Nuestras madres usan un pequeño pizarrón borrable para que rápida y fácilmente puedan cambiar las opciones para saber qué quieren sus hijos. Esto no sustituye al discurso pero es un puente importante para lograrlo, pues dar opciones refuerza el desarrollo del lenguaje e incrementa el deseo y la voluntad de comunicarse.

children respond to questions

Pregunta: “¿Qué te gustaría hacer después?”

Abre la puerta a una mejor comunicación para que la madre esté realmente segura de hacer lo que los niños necesitan, sin vacilar. Esas palabras de lectura que ella está enseñando, fueron elegidas por su hijo, el tamaño de los gráficos es el que él decidió y su madre sabe que el libro hecho en casa la semana pasada fue un éxito, obtuvo 5 estrellas en la tabla de elecciones.

children respond to questions

Pregunta: “¿Cuál palabra es tu favorita?”

Respuesta: “Dedos”

RETO: Esta semana, cuando tu niño llore o esté enojado, haz una tabla de elecciones. Sé gentil, paciente y confía en tu hijo. Ella es una niña inteligente y sabe lo que quiere, tú también eres inteligente ¿no es así? Sé un buen detective y descubre qué quiere y no te rindas. Escribe y cuéntanos cómo van las cosas.

APRENDE MÁS:

Lee el capítulo 14, Desarrollo del lenguaje en “¿Qué tan inteligente es tu bebé?”

Asiste al curso “¿Cómo multiplicar la inteligencia de tu bebé?