Síndrome de Down: Suri y su papá hacen su trabajo.


Probando que tanto las madres como los padres son los mejores maestros.

Suri, junto a su hermana Lila, en la Unidad de cuidado neonatal intensivo justo después de nacer.

Sin lágrimas, sin escondernos, sin miedo; la decisión de aceptar a esta pequeña en nuestro camino se había tomado.

Suri nació en un parto en agua en el Hospital Mullumbimby. Mientras la partera jalaba a Suri fuera del agua y me la acercaba, vi sus bellísimos ojos y sabía que eran diferentes pero eso estaba bien. La decisión de aceptar a esta nena y nuestro nuevo camino había comenzado 7 meses antes y ya no hubo más lágrimas después de eso, nada de esconderse o temer.

Justo después de su nacimiento, Suri fue llevada en ambulancia a un hospital de la ciudad mientras su saturación de oxígeno era baja. El hospital se volvió nuestro hogar; veíamos a Suri enganchada a máquinas con tubos que iban a todas partes y no se veía bien. Recuerdo llamar a otro neurópata que nos recomendó algunos suplementos buenos para el cerebro y corazón, si yo tomaba los suplementos, ella podría recibirlos a través de mi leche… tenía un plan.

Pudimos salir de ahí tan rápido que me prometí que un día regresaría y ayudaría a las mujeres y bebés que dejamos atrás.

Me mantuve en una dieta muy limpia, tomé mis suplementos diligentemente y nos visualicé yéndonos; dos semanas después, estábamos camino a casa. No fue necesaria la cirugía de corazón ni los medicamentos para la tiroides, revisión médica en 6 semanas. Pudimos salir de ahí tan rápido que me prometí que un día regresaría y ayudaría a las mujeres y bebés que dejamos atrás. Tras un comienzo caótico en la vida en casa, eventualmente encontramos un ritmo.

Los padres de Suri le dieron todas las oportunidades de estar sobre el piso para promover el desarrollo de su movilidad.

Al año de edad, Suri era fuerte y tenía buenos reflejos. Tomé cápsulas de diente de león y funcionaron a través de la leche materna curando el salpullido de su piel. A las 6 semanas comencé a leer “¿Qué tan inteligente es tu bebé?” de Glenn y Janet Doman. Una semana después comencé un programa de neurodesarrollo llamado “Programa para tu inteligente recién nacido” de los Institutos.

A los 6 meses de edad, Suri estaba hermosa y sana… Sentí que estábamos en la cima.

Muy pronto, Suli estaba gateando

Introduje a Suli al Programa “Bebé Inteligente” de Los Institutos. Continuó desarrollándose como una bebé fuerte y saludable durante los siguientes meses. Desarrollamos un programa de casa en una pista de gateo por las mañanas, seguido de tarjetones, estimulación visual con una linterna, actividades de colgado y discurso, todo descrito en “¿Cómo multiplicar la inteligencia de tu bebé?” de Gentle Revolution. Estuvimos practicando actividades de balance dos veces al día, después de leer “Bebé en forma, bebé inteligente ¡tu bebé!” Se estableció entonces un patrón bien establecido.

Para nuestro deleite, cuando Suri tuvo su chequeo a los 12 meses con el cardiólogo, él dijo que la presión de su corazón era adecuada y que no necesitaba cirugía. Un gran alivio en relación a su cirugía cardiaca. Suri inició a tomar cantidades precisas de té verde, resveratrol, curcumina y otros suplementos para regular específicamente los genes de Síndrome de Down.

Suri comenzó a caminar independientemente justo después de los 17 meses de edad

Hicimos un pasamanos para Suri y comenzamos a colgarla de él desde los 12 meses. Después de unas semanas de práctica, ella se colgaba independientemente por 18 segundos. Posteriormente, comenzó a bracear son ayuda de un lado al otro del pasamanos.

Suri se cuelga del pasamanos para el desarrollo manual.

Tras varios meses de gatear diariamente 400 metros, Suri comenzó a caminar independientemente después de los 17 meses de edad. La grabamos y publicamos su video en Facebook para que familiares y amigos pudieran verla.

Cuando Suri tenía dieciocho meses, comenzamos un programa de casa muy serio. Empezamos con un programa de balance completo dos veces al día; también usamos Bits de inteligencia sofisticados  son detalles simples. Igualmente, le mostrábamos palabras de 5 categorías tres veces al día, comenzando con las tarjetas de Gentle Revolution. Pronto estábamos haciendo nuestras propias tarjetas usando marcadores rojos sobre fondo blanco. Le daba chícharos y moras azules a Suri para que practicara la oposición cortical después de cada comida y lo hacía fácilmente. También se usó estimulación táctil con calor y frío; comencé a cantarle canciones de cuna dejando la última palabra a un lado para desarrollar su lenguaje. Reproduje sonidos animales usando una sirena e instrumentos musicales a diario.

Suri disfruta aprender con su hermana

Cuando Suri tenía dos años, asistí al curso “¿Qué hacer por tu hijo con lesión cerebral?” en Filadelfia, EUA y mi esposo lo hizo poco después. Desde haces 12 meses hemos estado en el Programa de Tratamiento Intensivo y no hemos vuelto a mirar atrás. Suri tiene ahora su propio programa y llevamos una rutina en la que trabajamos 12 horas al día y siete días a la semana en su programa. Suri tiene casi tres años de edad y camina 1,300 metros al día y puede correr rápidamente 40 metros, lo hace cinco veces al día. Suri puede hacer giros hacia adelante y horizontalmente de manera independiente.

 

Un gran equipo: Papá y Suri hacen el programa juntos a diario.

Estamos tan orgullosos de nuestra hija, comprende más de 2000 palabras y enunciados; ha comenzado a usar palabras de manera significativa.

 

A Suri le encanta hacer su Programa de atletismo con su hermana mayor

 

Ella comprende más de 2000 palabras y enunciados; ha comenzado a usar palabras de manera significativa. Estamos muy orgullosos de nuestra hija y esperamos verla desarrollarse durante los próximos años en el programa. Gracias a su papá, su héroe y entrenador, que ha sacrificado su propia carrera para hacer el programa a tiempo completo con ella.

Esto fue escrito por Gabi Giacomin, la mamá de Suri, quien es neurópata y una madre profesional. Puedes seguirla en su blog www.theconsciouspod.com

 

Después del concierto que la madre de Suri y una de sus mejores amigas ofrecieron para recaudar fondos para Suri.