Tu bebé es más inteligente de lo que tú crees


Por Janet Doman.

Cinco consejos que te ayudarán a ponerte al día.

  1. Brinda estimulación y oportunidades a propósito, no por accidente.

Un recién nacido es funcionalmente ciego, sordo y falto de sensibilidad. Estas vías sensoriales crecen y se desarrollan gracias a la estimulación. Las vías sensoriales crecen cuando la estimulación visual, auditiva y táctil es apropiada, con la frecuencia, intensidad y duración necesarias. Como ejemplo, el recién nacido tienen una reflexión de luz poco menos que perfecta. La reflexión de la luz es vista cuando el bebé es expuesto a la luz y la pupila se contrae en respuesta a la luz. Entre más pronto este reflejo madure y se haga consistente, más rápido ese bebé desarrollará la habilidad para ver contornos y luego detalles.

Ambas habilidades permiten al bebé ver la cara de su madre y el mundo visual comienza a tener sentido. En la mayoría de los bebés, este reflejo es estimulado por accidente cada vez que el bebé es llevado de la oscuridad a la luz, pero la madre podría lograr que esto fuera más frecuente e intenso para que la vía visual crezca más rápidamente en respuesta a la estimulación reforzada. Esto es fácil de hacer y toma poco tiempo, pero puede significar que el bebé obtenga la habilidad de ver detalladamente semanas o meses antes de lo que lo habría hecho si sólo confiáramos en la estimulación accidental.

Baby on Floor

 

  1. Enfócate en el primer año (¡es muy importante!)

El cerebro crece con el uso. El cerebro crece rápidamente entre la concepción y los seis años de vida. El aprendizaje es una función inversa de la edad, entre más joven sea el bebé, más rápido aprenderá. Si al bebé se le provee estimulación sensorial con mayor frecuencia, intensidad y duración y se promueve su movilidad, lenguaje y destreza manual, se desarrollará más rápidamente en todas las áreas. Esto incrementará su comprensión total del mundo que lo rodea y también incrementará su interacción con su familia. Su felicidad, salud y bienestar general mejoran también significativamente por la estimulación y la oportunidad.

  1. Brinda tantas oportunidades para moverse como sea posible.

Los bebés modernos tienen poco tiempo para poder moverse. Pasan demasiado tiempo en posiciones que los restringen o impiden por completo el movimiento. Los bebés pasan demasiado tiempo en asientos de carro, andaderas, carriolas y otras posiciones restrictivas. El bebé necesita la máxima cantidad de tiempo en un piso cálido, limpio y seguro en donde puede experimentar y descubrir cómo usar sus brazos y piernas para gatear.

Necesita poder gatear sobre su abdomen lo más posible, luego aprenderá a arrastrarse con manos y rodillas rápidamente. Debemos dejar de envolverlo en capas de cobijas y ropa que le dificultan moverse. Debemos hacer su ambiente más cálido para que no tenga que usar más que una camiseta y su pañal, en esta etapa debemos de vivir en el piso con el bebé. Los bebés “piso” duermen y comen mejor, son saludables y felices porque tienen un programa físico diario que necesitan y quieren.

Crawling Track, Smarter Babies

  1. Crea un excelente ambiente de desarrollo de lenguaje para tu bebé.

Cuando crece un área del cerebro, hasta cierto punto, también se reforzarán el resto de las áreas. Un programa completo de estimulación y oportunidad ayudará considerablemente al desarrollo del lenguaje. Los recién nacidos tienen una respiración pobre al principio, esto hace difícil emitir sonidos a voluntad. Cuando el bebé ve mejor, quiere moverse más y así lo hace. Cuando se mueve más, su respiración mejora, cuando es capaz de respirar mejor, hace más sonidos. Entre más sonidos emita, más responde la madre a esos sonidos y entre más hablen la madre y el bebé entre ellos, más rápido se rompe la “barrera del sonido” y la madre comprende lo que el bebé está diciendo. Los bebés están desesperados por ser entendidos, la mayoría de los bebés no serán entendidos hasta los 12 o 14 meses. En su lugar, estos procesos deben ocurrir a los 3 o 4 meses, qué diferencia puede hacer en la calidad de la vida de un niño pequeño y la vida de los padres.

Mother Holding Child, Smarter Babies

  1. Escucha lo que te dice tu bebé.

Desde que el bebé está deseoso de hablar con su mamá, usará cada medio disponible para hacerlo, todos los sonidos son lenguaje. Los sonidos que hace un bebé no son como lenguaje, son lenguaje. Cuando el bebé sabe que estás escuchando, se comunicará frecuentemente, por lo tanto escucha a tu bebé y respóndele, eso es lo que él quiere y es vital para tu bebé saber que tú sabes que él está hablando.

Seeing, Smarter Babies Tips

Aquí hay algunos “Sí” y “No” acerca del lenguaje: 

  1. Siempre escucha a tu bebé.
  2. Mira como si estuvieras escuchando.
  3. Mantente dispuesto a recibir una respuesta.
  4. Acepta el hecho de que el bebé decide si responder o no, es la decisión del bebé.
  5. Responde a lo que dice el bebé.
  6. Recibe con entusiasmo cada esfuerzo que haga el bebé para hablar.
  7. Asigna significados a los sonidos específicos que el bebé repite.
  8. Usa palabras reales cuando hables con tu bebé.

No

  1. Nunca uses “habla de bebé” con su bebé.
  2. Nunca ignores al bebé.
  3. Nunca preguntes sin dejar tiempo para que el bebé responda.
  4. Nunca te rehúses a responderle al bebé.
  5. Nunca imites o te burles de los sonidos del bebé.
  6. Nunca corrijas la pronunciación del bebé.
  7. Nunca trates de forzar al bebé a que responda.