Una carta de agradecimiento 1


Por Susan Aisen


Quiero agradecer por el maravilloso programa y materiales que ofrecen. He aprendido tres cosas a partir de haber leído sus libros y visto sus videos: 1) Enseñar es dar información libremente y sin expectativas. 2) Mi hijo tiene un deseo natural para aprender tanto y ese ‘tanto’ excede lo que los sistemas educativos tradicionales quieren que creamos. 3) Detener una lección antes de lo que el niño quiere, asegura que él quedará sediento de saber más.

Estas lecciones han cosechado resultados asombrosos. He estado aplicando los principios de sus conocimientos enciclopédicos haciendo tarjetas educativas de diferentes materias. Mi hijo, a los 2 ½ años, puede nombrar 28 compositores a simple vista e identifica la música de 17 de ellos por sí solo tan sólo escuchando. También puede identificar cuando un cello está sonando y cuando un corno francés hace su aparición. Él te dirá que no le importa Robert Schumann, pero que ama a Aaron Coperland y a Dimitri Shostakovich. Puede identificar y distinguir un octágono de un hexágono además de las formas básicas. Puede nombrar todos los planetas en el sistema solar, asegurar que su favorito es Júpiter y que es el más grande de todos.

Su vocabulario se equipara al de algunos niños de cuarto grado, usa con facilidad palabras como “maravilloso”, “oscila” y “oxida”, lo hace correctamente al compartir ideas y conceptos. Recientemente, recibimos las tarjetas Grandes obras de arte y ya quiere dibujar “como Van Gogh” usando colores vibrantes.

Mi hijo ama aprender y hacemos juegos muy divertidos con el material (jugamos Bingo de compositores y plastifiqué las cartas de los planetas para que las pueda pegar en las paredes de la tina.) Su programa brinda una oportunidad única de conectar de una forma particularmente amorosa y cuidadosa que también me permite como madre, permanecer estimulada y con un reto constante. Honestamente puedo decir que nunca me aburro y he aprendido tantas cosas nuevas mientras vamos en este viaje juntos.

Vale la pena mencionar que enseñar a mi hijo de esta manera no ha carecido de obstáculos. Algunas personas temían que enseñarle “señas de bebé” para comunicarse durante la infancia, retrasaría el desarrollo de su lenguaje (lo cual claramente no sucedió), familiares y amigos con buenas intenciones me alertan acerca de que “presiono” demasiado a mi hijo. También nos han alertado, diciéndonos que se aburrirá en la escuela porque sabrá demasiado (¡Qué triste tener que proteger a tu hijo de aprender demasiado!) Nuestro hijo es claramente feliz, alegre, creativo, comprometido y bien adaptado. Él abraza, corre y juega como cualquier otro niño; le encanta mostrar lo alto que puede saltar, cómo pasa el pasamanos y qué tan lejos lanza una bola (muy lejos). Hace fuertes con los cojines del sofá (seguramente traerá consigo una foto de Mozart) y encuentra placer mirando la luna. Las personas que están inconformes pueden ser fastidiosas, pero el placer de ver a mi hijo con cada carta nueva: de colores, planetas, insectos, arte, vida marina y flora, reafirma que estamos haciendo lo correcto.

Así que muchas gracias, desde el fondo de mi corazón, por su programa y materiales. Mi alegría diaria al ver a mi hijo florecer no puede ser articulada en palabras.

Por K.G., Massachusetts


Un comentario en “Una carta de agradecimiento

  • María Antonia Amado Díaz

    Me identifico plenamente con este comentario! eso refleja lo que ha sido el programa para nosotros y nuestros 2 hijos. En Colombia no es fácil conseguir información, así que yo empecé por comprar todos los libros y planes directamente en el instituto y leer mucho durante el embarazo y prepararme para hacer tarjetas y palabras adicionales; por supuesto también he sido cuestionada, pero nadie conoce a sus hijos mejor que una madre, yo me doy cuenta de que son ellos los que nos exigen a nosotros y viendo como estan creciendo mis pequeñitos puedo decir que todo ha valido la pena! Tenemos niños felices, amorosos, y disciplinados en casa que aprenden a una velocidad verdaderamente asombrosa! Lo que más ha despertado este programa en nosotros sin duda ha sido admiración por ellos y eso es algo que todos los padres deberían experimentar. Espero que muchas personas puedan conocer el programa. Recientemente en Colombia empezaron a llegar los libros de Pearson de Elisa Guerra que siguen también metodología Doman, espero que esto ayude a que más hogares empiecen a interesarse. Bendiciones para el instituto y la bella labor que realizan.

Comentarios están cerrados.